• Gustavo Mendoza

El arte del emprendedor

“EMPRENDER”, Probablemente una de las palabras más escuchadas en las últimas dos décadas y que seguiremos escuchando por un buen rato más y en mi opinión se tardo muchísimo en aparecer y en hacerse FAMOSA.


Por mucho tiempo nuestra cultura ha premiado el conformismo y nos han enseñado a que eso está bien, que los sueños ESPECTACULARES son para algunos y que la genialidad es un don que dios tiene reservado para una elite. Desde el momento en que aceptas esta idea le estas dando poder a tus miedos, a tus creencias limitantes y haces nido en la zona de confort para no salir nunca mas.



La idea anterior es ABSOLUTAMENTE absurda, nos invalida como agentes de cambios positivos y finalmente nos dice que la raza humana simplemente esta destinada a perecer en el intento de evolucionar. Esta en nuestra naturaleza la capacidad de aprendizaje que inmediatamente nos entrega la mejora continua y la existencia de un potencial que solo nosotros mismos podemos alcanzar si tenemos la motivación y convicción para atrevernos a desafiar el “estatus quo”.


El Emprender es la capacidad de concebir e incubar en la mente ideas creadoras, germinadoras y multiplicadoras, capaces de generar el impulso para la acción proactiva de esas ideas elaboradoras, es un acto de la creación. En este sentido he basado el título de este artículo, cada uno de nosotros puede ser un emprendedor a su propia manera, al arte de emprender significa específicamente crear una idea que te haga sentido, y llevarla a cabo con tu único y singular estilo de ver la vida.


Para mi ser un emprendedor es un estilo de vida, es un mindset que todos podemos activar para adaptarnos a un mundo que siempre ha sido cambiante y de esta forma obtener nuestros objetivos SIEMPRE en cualquier entorno imaginable.


Trata de pensar en un momento en tu vida donde no existiesen desafíos, o Pregúntale a algún familiar mayor que tú, si por un instante dejaron de aparecer situaciones que los han puesto a prueba y que su capacidad de emprender una acción creativa haya sido el factor CLAVE para salir adelante. ¿Te ha sorprendido la respuesta?


Estoy seguro de que no, porque en el fondo sabemos que es parte de la vida y seguirá siendo así, el factor de éxito somos NOSOTROS.


Emprender no significa necesariamente crear empresas multimillonarias, existen emprendimientos de todo tipo de tamaño, algunos circunstanciales, otros más resistentes en el tiempo y unos pocos más significativos para el mundo entero. Lo que hace que un emprendimiento entre estas calificaciones u otras que conozcan o consigan en las redes, radica en el emprendedor y es acá donde te hago la siguiente pregunta


¿Qué tan buen emprendedor eres?


Sí, la pregunta es para ti, pues te aseguro que has sido, eres y seguirás siendo un emprendedor, lo creas o no.


La respuesta a la pregunta anterior es difícil debido a que es muy subjetiva, va a depender del patrón de medición con que midamos nuestro nivel de emprendedor, por eso te recomiendo que cuando lo hagas no te compares con nadie, tu eres ÚNICO, así que hazlo contigo mismo y con lo que te gustaría llegar a “SER” o a lograr.


En caso de que quieras compararte con alguien más para tener una referencia, lo cual también es valido y nos ayuda en cierta forma como guía si estas personas están en nuestro rubro o se parecen en algo a nosotros hazlo con las capacidades NO con los resultados que han obtenido. Particularmente si me gusta compararme con algunos ídolos que tengo porque me INSPIRAN, me encienden a querer ser mejor cada día y desafiarme para saber hasta dónde puedo llegar.


Ahora quiero compartir contigo algunas ideas en las que creo fielmente deben tomar en cuenta un emprendedor de calidad, para expresar su arte de creación de ideas y verlas florecer para el beneficio propio y de los que nos rodean.

  1. Motivación EXTREMA: con esto me refiero a tener un potente ¿Por qué?; es decir, una razón significativa por la cual tengas un profundo e intenso deseo de conocer tu GRANDEZA.

  2. Confianza TOTAL: creer en ti mismo es determinante, todos tenemos fortalezas y son estas nuestras principales herramientas para emprender. Confía que tienes un don que entrega valor al mundo

  3. PROACTIVIDAD: Es el resultado de Resiliencia + Creatividad + Perseverancia

  4. PACIENCIA: En ningún caso esto se refiere a la espera sin acción, con esto te hablo de entender que las cosas que tanto deseas llegarán en algún momento a través de tu esfuerzo.

  5. CORAJE: Prácticamente es el resultado inevitable de todo lo anterior y lo podrás sentir cuando te sientas emocionado al enfrenar un desafío.

Con estas 5 claves no te aseguro que obtengas tu lo que deseas rápidamente, PERO si te aseguro que lo obtendrás eventualmente.


Finalicemos con un ejemplo: Digamos que en tiempos de cuarentena has perdido el trabajo y te ves frente a una situación de inestabilidad económica importante que te llena de estrés y atenta con el bienestar de tu familia. En este caso te ves forzado a salir de la zona de confort y confiar en lo mejor que tienes para salir adelante y se te ocurre una idea de entrenar personas online debido a que te apasiona el deporte, lo has practicado por mucho tiempo y tienes mucha información al respecto, solo que nunca lo habías pensado como una actividad formal. Te atreves y empiezas a promocionar tus servicios.



¡¡¡FELICIDADES!!! Ya estás emprendiendo


El emprendimiento será tan exitoso como la calidad de emprendedor que seas, como lo comenté anteriormente, todo depende de TI.


Imaginemos un escenario negativo en este emprendimiento


En la primera semana no captaste ningún cliente y la cuenta bancaría empieza a bajar drásticamente, sin embargo, estas decidido a lograrlo, tu ¿Por qué? Es muy fuerte y te entrega energía para seguir adelante. Tu familia y demostrarte que puedes salir de la crisis son los motivos que te hacen invencible.


Te sientas a pensar, consigues nuevas ideas de mostrar lo bueno que eres y te llenas de valentía para poner en marcha un nuevo plan que te ayuda a conseguir tu primer cliente.

El ejemplo anterior es la historia de muchos y si lo ves con calma podrás notar que es un ciclo que puede ser virtuoso o vicioso según tu propia interpretación de los desafíos que se te seguirán presentando hasta el final de tus días.


El factor diferenciador está en que tan dispuesto estas a seguir intentándolo hasta que logres tu objetivo.

68 vistas

© 2020 by Gustavo Mendoza, Todos los derechos reservados.

  • LinkedIn
  • Instagram
  • YouTube
  • Facebook