• Gustavo Mendoza

La disciplina vence al talento

Quizás sea una frase controversial (se trata de un proverbio japonés) sin embargo me encanta porque lo creo firmemente. En ningún caso hablo de tener disciplina sin talento, de hecho, parto por creer que todos tenemos talentos, solo que no todos los identificamos, potenciamos y mantenemos, por lo que solo se queda en potencial si no lo convierten en habilidad por medio de las bases de la disciplina (orden, esfuerzo y constancia.)



Percibo levemente la presencia de los hábitos por algún lado y sería interesante ver ¿Cuál es la relación entre los hábitos y la disciplina? El hábito es adiestrar al cerebro y al sistema nervioso a llevar a cabo reiteradas actividades hasta que se vuelvan costumbre. Con disciplina sostenida se adquiere un hábito.


Antes de seguir quiero hablarte sobre mi razón de hacer este artículo. Normalmente creemos que los grandes logros están reservados para personas con mucho talento, inteligencias envidiables y recursos de sobra para lograr lo que quieren, esto es una falsa creencia que si puedo ayudarlos a romper en este artículo ustedes habrán trascendido muchos de los obstáculos mentales actuales. Esas personas con grandes logros tienen ciertamente talento como tu también los posees, la única diferencia es el compromiso de hacer uso de ellos y mantener su ejecución como regla de vida para eventualmente conseguir lo que se han propuesto.


La manera más efectiva de aprovechar tus talentos es entrar en el “Circulo Virtuoso” generado entre la disciplina y los hábitos. Como comenté antes el hábito se genera a través de la aplicación reiterada de una acción

con el fin de entrenar a nuestro cerebro y de esta forma obtener una respuesta automática, ahora esta acción debe tener Parámetros y esfuerzo continuo (Disciplina). Cuando logras mantener la ejecución por el tiempo suficiente, logras un hábito, PERO no solo de la actividad que deseas sino de tu habilidad ser consistente, ordenado y enfocado, entonces de esta forma también desarrollas el hábito de la disciplina que a su vez te permite integrar otros hábitos y así sucesivamente.


Todo en esta vida tiene su lado oscuro y este no es el caso contrario, ese circulo virtuoso puede convertirse en un circulo vicioso, que por supuesto no suma a crear la realidad que quieres sino a crear la realidad que no estas disfrutando si ese es el caso. Los malos hábitos serán llamados así en este artículo solo por el resultado que tu consideras negativo y que es generado por este mimo.


¿Puedes identificar alguno de estos círculos viciosos en tu vida? Sigue leyendo:

  • Me cuesta levantarme temprano

  • No puedo dejar de fumar

  • Soy muy desordenado

  • No tengo tiempo

  • Nunca tengo dinero

  • Así como también tenemos “Círculos Virtuosos”, reconoces algunos de los siguientes:

  • Soy bueno para resolver problemas

  • Se me hace fácil leer

  • Siempre ando feliz

  • Soy valiente


TOOOOOOOOOOOOOOOOODOS son hábitos entrenados para operar en el entorno que te mueves, ninguno de nosotros nació desordenado, valiente, con problemas de sueño y buen lector, en casos de sanidad mental, todas estas situaciones fueron disciplinadamente integradas como hábitos en nuestras vidas y tú has hecho un trabajo enorme en fundirlas en tu manera de ser. Si te identificas con una o alguna parecida, ¡¡¡GENIAL!!!, pues hacer consciente lo que posees y como funciona te entrega la posibilidad de hacer algo al respecto como: Fortalecer o desintegrar algunos de esos hábitos.

Cualquier hábito que integres viene acompañado de otros hábitos que apoyan su existencia y efectividad.



Quiero darte un ejemplo de la anterior afirmación: Siempre andar feliz, no es simplemente el hecho de reír en alguna situación ni de que todo resulte perfecto sino el resultado de un mindset que te permite interpretar la realidad de tal manera que en la mayoría de los casos puedes ver lo positivo y el aprendizaje, Esto fue un entrenamiento disciplinado a tu cerebro para convertir en hábito: ver la vida de manera positiva; Ahora, ¿Cuáles son los hábitos que trae consigo? Si ves la vida queriendo destacar lo bueno y las oportunidades que te ofrece entonces, reirás más, tu estado de ánimo será empoderante, tu desempeño aumentará, será sin duda mucho más simpática o simpático y un sinfín de efectos positivos que se convierten también en practicas habituales de tu manera de ser para ser ejecutadas en un ecosistema que sustente “Siempre andar feliz”.


La disciplina vence al talento 69

Entonces ¿Qué decides? Tener un ciclo virtuoso o vicioso.


Las personas no deciden su futuro deciden sus hábitos y son sus hábitos los que deciden su futuro. F.M. Alexander.

Lo que sea que estés viviendo en este instante es producto de tu ser de hábitos, si deseas lograr mejores cosas tu foco debería estar en desarticular los hábitos que no suma e integrar unos que te impulsen a lograr lo que quieres.

Siempre hay buenas noticias, en este caso sería que puedes desintegrar hábitos que te están limitando a lograr lo que deseas y puedes integrar otros que estés requiriendo para conseguir tus metas, lo que voy a estar compartiendo contigo durante todo este mes y por eso te invito a estar atento a nuestras redes debido a que estaremos compartiendo mucha información acerca de los hábitos.

68 vistas

© 2020 by Gustavo Mendoza, Todos los derechos reservados.

  • LinkedIn
  • Instagram
  • YouTube
  • Facebook